Obediencia básica


curso adiestramiento obediencia básica zaragoza rudog     No hay que confundir la obediencia con la educación de un perro. Un perro adiestrado en obediencia básica no tiene por qué ser un perro educado. “Por ejemplo podemos tener un perro que haga todos los ejercicios de obediencia básica pero luego no sepa comportarse en presencia de otros perros, o al revés, un perro que si sepa comportarse en presencia de sus congéneres pero luego no acuda cuando lo llamamos”.

     Asi que lo recomendable es empezar con una educación y paralelamente con una obediencia del perro. De esta forma, vamos a crear una buena base y disfrutar al máximo de la compañía de nuestro peludo. Debemos utilizar la obediencia básica para favorecer la comunicación con nuestros perro y que nos ayude con su educación e integración social en nuestro día a día.

     Es cierto que los perros jóvenes aprenden con más facilidad y son más moldeables que los perros adultos pero cualquier edad es buena para enseñar modales a tu fiel amigo.

     La obediencia básica consta de una serie de ejercicios sencillos que vamos a enseñar al perro como parte de su educación. Alguna de las órdenes son naturales para el can (sentarse, tumbarse…) y otras de gran utilidad y necesarias en nuestro día a día (acudir a la llamada, quieto…).

Curso de Adiestramiento Canino:

Concentración en el guía, caminar al lado, sentado, tumbado, quieto y acudir a la llamada.

Dirigido a perros a partir de 4 meses.